Tesorillo de Fuente Álamo

La primera referencia a este tesorillo se la debemos al erudito granadino Manuel Gómez-Moreno, en sus “Notas sobre Numismática Hispana” (Misceláneas I, Antigüedad, p. 183, 1949), donde dice: “Cerca de Cartagena, en Puente Álamo (es una errata, pues el nombre correcto es Fuente Álamo de Murcia, no existiendo ningún Puente Álamo en la zona), salió uno de estos últimos (se refiere a denarios de IKalKuSKeN) con 1.268 denarios romanos, de hasta pasada la mitad del siglo I a. de C.”.

julio-cesarPompeyo-MagnoNo existen más datos acerca de este ocultamiento. Tampoco se sabe nada del paradero de esos 1.269 denarios ni más detalles sobre su descubrimiento ni composición. Si nos atenemos al dato que aporta de que hay denarios romanos de “hasta pasada la mitad del siglo I a.C” podemos deducir que su ocultamiento probablemente se produjo como consecuencia de la inestabilidad social fruto de la II guerra civil de la república romana, cuyos protagonistas principales fueron Julio César y Pompeyo (49-45 a.C.). Sabemos que asesinado Pompeyo Magno en Egipto y tras la derrota de Tapso, sus hijos Cneo Pompeyo el Joven y Sexto Pompeyo, junto con el general Tito Labieno, huyeron a Hispania y allí organizaron una rebelión, que acabó fracasando con la definitiva victoria de César en la batalla de Munda (45 a.C.) que puso fin a la guerra. Además, la armada cesariana, al mando de Cayo Didio, hundió la mayoría de los navíos pompeyanos en una batalla naval frente a Cartagena.

Fuente Álamo de Murcia. Foto: García

Fuente Álamo de Murcia. Foto: García

Durante siglos, las tierras de la actual Fuente Álamo de Murcia (existe otra Fuente Álamo, en Albacete) fueron el paso natural desde el valle del Guadalentín (el río del mismo nombre es un importante afluente del Segura) a las llanuras de litoral cercanas al mar Menor y al puerto de Cartagena.

Se trata del único tesorillo con denarios ibéricos (un IKaLKuSKeN en este caso) hallado en la región de Murcia. Su proporción es de una mayoría abrumadora de denarios republicanos romanos como hemos visto (1268/1). De todos modos, sí que se constatan hallazgos esporádicos, y a este respecto es digna de mención la colección Blaya que vamos a analizar a continuación.

apostolicaEn “La circulación monetaria de la Tarraconense”, Ripollés nos dice (pp.116 y sig): “En diciembre de 1949 el Medagliere de la Biblioteca Apostólica del Vaticano engrosó sus fondos con una colección formada por 3.760 monedas donadas por la sra. Pilar de la Canal, viuda de Blaya, residente en la ciudad de Murcia. La composición del conjunto de las monedas acuñadas en la Península durante la antigüedad nos hace suponer que, en suma, la colección se formó con aportes de la región”.

Las únicas monedas de plata eran 1 dracma de Emporiton (Vat. 31; Guadán 543), 1 denario de KeSE (Vat.46; Vives XXXI-11), 3 BoLSKaN (uno forrado) (Vat. 62,64,65; Vill 1979a 485), 1 BoLSKaN (Vat. 63; Dominguez 1979a tipo A; MAN 1175), 1 TuRIAZU (Vat.77; Vives LI-7; MAN 2794) y 1 IKaLKuSKeN (Vat. 90; MAN 2058).

Nos consta que Pedro Luis Blaya y Saavedra había heredado una colección de pintura de su tío Eulogio Saavedra (y éste a su vez de José Musso Valiente). Eulogio Saavedra Pérez de Meca (1827-1896) fue un importante coleccionista de antigüedades que había donado un considerable número de objetos (hachas pulimentadas, objetos líticos y cerámicas ibéricas entre otros) al Museo Arqueológico de Murcia y, tras su muerte, otro lote aún más significativo y de mayor calidad al MAN. Residió en Lorca gran parte de su vida y publicó diversos ensayos históricos donde aludía a antigüedades lorquinas (“Inscripciones romanas en Lorca”, “Glorias de Lorca”, “El Castillo de Lorca”, “La Lorca romana”, etc.), y en el Semanario El Lorquino publicó noticias referentes a excavaciones arqueológicas en el país. Su obra “Tartesos y los pueblos del Sud-Este de España en la Antigüedad” ha sido reeditada en el 2004. Es prácticamente seguro que la colección numismática de Blaya provenga de la de Saavedra.

Denario de IKaLKuSKeN, clase I, tipo 9

Denario de IKaLKuSKeN, clase I, tipo 9. No perteneciente al tesorillo.

Volviendo al tesorillo que nos ocupa, y del que tan poco podemos contar, hay que señalar que viene catalogado erróneamente por duplicado en “Tresors monetaris de la Peninsula Iberica …” de L. Villaronga, con las numeraciones 58 (con el nombre de Fuente Álamo) y 129 (con el nombre de Cartagena) de su repertorio. En ambos la composición que señala es idéntica, así como la bibliografía que aporta, si bien difiere la cronología que estima, siendo la correcta la del nº 129, es decir, un ocultamiento con motivo de las guerras pompeyanas conteniendo denarios ibéricos y romanos. Indudablemente se trata del mismo tesorillo.

El único ejemplar de denario ibérico presente en el tesorillo era, en palabras de Gómez Moreno, de la ceca que acuñó con la leyenda IKaLKuSKeN, lo que en cierto modo es lógico pues su muy probable localización en la actual Iniesta la hacen la más cercana al lugar del hallazgo. Villaronga los clasifica en cinco clases distintas en el estudio que realizó de la ceca en 1988 “Els denaris iberics d´IKaLKuSKeN”. No podemos saber a cual de ellas podría pertenecer el ejemplar mencionado. Puestos a especular, sería congruente que fuese un clase V, pues son los más modernos, seguramente del primer tercio del siglo I a.C.

Denario de IKaLKuNSKeN clase V, tipo 73. No perteneciente al tesorillo.

Denario de IKaLKuNSKeN, clase V, tipo 73. No perteneciente al tesorillo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tesorillos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s