Tesorillo de El Centenillo II (mayo 1911)

El Centenillo, viviendas obreras de estilo inglés

H. Sandars (1852-1922)

El Centenillo es hoy una aldea de menos de 100 habitantes perteneciente al municipio de Baños de la Encina, en Sierra Morena, Jaén. Fue levantada a semejanza de los pueblos mineros británicos por la compañía inglesa que se estableció a finales del XIX para explotar sus filones de galena y extraer plomo y plata. En esta empresa, que en 1898 pasó a ser la New Centenillo Silver Lead Mines C.L., fue ingeniero y presidente Horace Sandars entre los años 1898 y 1922. Precisamente su interés por la Antigüedad y la Arqueología le convirtieron en una figura clave de la época para la conservación del Patrimonio arqueológico y minero de Sierra Morena, lo que le valió su ingreso en la RAH. Buscó la colaboración de G.F. Hill, del dpto. de Monedas y Medallas de British Museum para publicar varios estudios sobre hallazgos numismáticos de la zona.

En palabras de Carmen Marcos Alonso, “El Centenillo es conocido por ser una de las zonas más prolíficas en cuanto al hallazgo de tesoros de moneda romana republicana de plata, lo que corrobora la importancia de este enclave minero en los años finales de la república” (Marcos, 2007).

Acción de la compañía, con la firma de Sandars

 

Esta autora añade que son cinco los tesoros aparecidos en sus alrededores, todos hallados casualmente y coincidiendo, salvo el último, con la presencia de Sandars en la compañía, gracias al cual disponemos de los datos que se conocen de ellos:

  • El Centenillo 1896: 181 denarios romanos republicanos. (Hill y Sandars, 1911).
  • El Centenillo 1911 (mayo): 57 denarios romanos republicanos y 2 denarios ibéricos. (Hill y Sandars, 1911).
  • El Centenillo 1911 (junio) = Baños de la Encina: 2 victoriatos y 73 denarios romanos republicanos. (Hill y Sandars, 1912).
  • El Centenillo 1920 = Sierra Morena = La Carolina 1920: 617 denarios romanos republicanos. (Sandars, 1921 y Sandars, 1924).
  • El Centenillo 1929 = Sierra Morena 1929 = La Carolina 1929: 32 denarios, 1 de Bolskan. (Mateu i Llopis, 1949).

Comprobamos que sólo dos contenían denarios ibéricos, este que nos ocupa y otro aparecido en 1929. Ninguno fue publicado de manera detallada con datos metrológicos ni con imágenes de los ejemplares.

Como vemos es conocido otro tesorillo de El Centenillo descubierto ese mismo año de 1911 pero en junio, y que no contenía denarios ibéricos. Apareció a unos 4 km de la mina cerca de unos manantiales de agua y se componía de un brazalete y de fragmentos de un torques, de pendientes de aros y de otros adornos, todos de plata, así como 75 denarios republicanos romanos (Hill y Sandars, 1912).

Tesorillo de El Centenillo II, de mayo de 1911

Proponemos denominarlo tesorillo de El Centenillo II al ser el segundo de los conocidos descubiertos en esa zona o en sus proximidades. Presentamos una traducción de la parte del artículo donde Hill y Sandars dan a conocer este hallazgo de mayo de 1911 (Hill y Sandars, 1911):

G.F. Hill (1867-1936) (foto: National Portrait Gallery)

“Fue encontrado en un lugar a unos dos km de la actual entrada a la mina, pero es razonable suponer que su propietario fuese alguna persona relacionada con la misma. Es cierto que no podemos estar seguros de haber recuperado el tesoro completo pues las monedas fueron casualmente descubiertas esparcidas libremente por el suelo, dispersadas probablemente por personas que arrancaron de raíz los matorrales que cubren esas montañas. Puede haber pocas dudas, sin embargo, de que estarían originalmente contenidas en un envoltorio de algún tipo, que debería haber sido alterado y roto cuando el matorral fue arrancado.”

A continuación exponen una tabla con los 59 ejemplares encontrados, de los que 57 eran romanos republicanos y 2 eran denarios ibéricos.

“Este pequeño tesoro fue evidentemente depositado en el 45 a.C. o justo después, pues las últimas monedas que contiene son aquellas que Julio César acuñó en la zona al parecer conmemorando la victoria de Munda (14 de marzo del 45 a.C.). Las últimas monedas están en excelente condición.”

Nada dice del destino de estos denarios, y seguimos desconociendo su paradero actual.

En el artículo también mencionan el tesorillo hallado en 1896 (que sería El Centenillo I) en un recipiente de barro en unos escombros a la entrada de una galería de esa mina romana, compuesto por 181 denarios todos ellos romanos.

 

Denarios ibéricos del tesorillo, según Hill y Sandars, 1911

 

Composición del tesorillo: Como ya se ha dicho no hay certeza de que el conjunto esté completo, siendo 59 los ejemplares conocidos.

  • 57 denarios romanos republicanos:

El denario romano más antiguo es el RRC 218/1 del 147 a.C. y los más recientes son los 9 ejemplares RRC 468 (tres del 468/1 y seis del 468/2) y los dos ejemplares de RRC 469/1 todos ellos emitidos hacia los años 46-45 a.C.

  • 2 denarios ibéricos:

1 denario de Turiazu: En su artículo Hill y Sandars indican “Delgado, 405, 2; Hübner nº 60”. Efectivamente en la p. 405 de la obra de Delgado (Delgado, 1876) y con el nº 2 encontramos descrito el grupo con los signos ibéricos Ka-S-Tu en el anverso, el más numeroso en esta ceca, que correspondería a los grupos V y VI de Gozalbes (Gozalbes, 2009), los últimos emitidos.

1 denario de Sekobirikes: Aquí indican “Delgado, 405, 2 (obv) 1 (rev); Hübner nº 89”. La cita a Delgado debe de tratarse de una errata, pues esta ceca viene referida en la p. 377, no en la 405 (que es la de Turiazu). Además, aunque indica una numeración distinta para anverso (obv) que para reverso (rev), los denarios los describe de este modo: grupo sin clámide (nº 1) y con clámide (nº 2), además de un nº 3 sin torques que hoy sabemos inexistente (por desgaste a veces no se aprecia). No sabríamos a cuál de los dos grupos atribuir el ejemplar de este tesorillo.

Como aclaración diremos que las referencias Hübner nº 60 y nº 89 son por la numeración que dio este autor alemán a las cecas monetales hispanas en su obra sobre inscripciones ibéricas (Hübner, 1893).

 

El Centenillo, minas

 

Las referencias en la bibliografía a este tesorillo de El Centenillo de mayo de 1911 adolecen con frecuencia de pequeños errores o malinterpretaciones:

  • Aunque Chaves señala que el tesoro apareció en las galerías de acceso a la mina (Chaves, 1996) este dato no es correcto pues sabemos que se localizó a 2 km de la actual entrada a la misma. Se ha de referir al de El Centenillo I, de 1896. También parece haber una errata al asignar dos ejemplares al RRC 468/1 y tres al RRC 469 cuando de la publicación de Sandars podemos deducir que es al revés.
  • A. Beltrán Martínez que lo denomina tesorillo de Santisteban del Puerto pero a la vez dice que se ha hallado en El Centenillo indica que fue adquirido por el MAN en 1917 (Beltrán Martínez, 1968). Ha de tratarse de un error, pues el de Santisteban del Puerto fue efectivamente comprado por este Museo pero dista más de 60 km de esa mina. Denominado tesoro de Perotito fue descubierto al labrar unas tierras en esa finca de Santisteban del Puerto y fue comprado por el MAN en 1917. Compuesto por joyas, cuencos y recipientes de plata, no contenía ninguna moneda.
  • Respecto al TMPI hay también que hacer un par de puntualizaciones, pues ha provocado que venga mal citado en algunos trabajos posteriores:
  •         – El “nº 77. Tesorillo de El Centenillo de 1911”: se refiere al de junio, es decir, a El Centenillo III, que no contenía denarios ibéricos. No es el que nos ocupa.
  •         – El “nº 131. Tesorillo de El Centenillo de 1896”: En realidad se trata del tesorillo que nos ocupa, el de mayo de 1911, pero comete el error de considerarlos el mismo hallazgo cuando no lo son.

 

Este tesorillo viene reseñado en las siguientes obras:

 

 

ABREVIATURAS Y BIBLIOGRAFÍA:

Beltrán Martínez, 1968: Antonio Beltrán Martínez: “Economía monetaria de la España antigua”, Estudios de Economía Antigua de la península ibérica, Barcelona, p. 280. 1968.

Chaves, 1996: Francisca Chaves Tristán, “Los Tesoros en el Sur de Hispania”, p. 430. Ed. Fundación El Monte. Sevilla. 1996.

CHRR: CHRR Online, Coin Hoards of the Roman Republic Online.

Delgado, 1876: Antonio Delgado: “Nuevo método de clasificación de la medallas autónomas de España”, tomo III. Sevilla. 1876.

Gozalbes, 2009: Manuel Gozalbes: “La ceca de Turiazu. Monedas celtibéricas en la Hispania republicana“, p. 65-66. Serv. de Investigación prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia. Serie Trabajos Varios 110. Diputación de Valencia. 2009.

Hill y Sandars, 1911: George Francis Hill y Horace William Sandars: “Coins from the neighbourhood of a roman mine in southern Spain“. The Journal of Roman Studies, vol 1, pp. 100-106. 1911.

Hill y Sandars, 1912: George Francis Hill y Horace William Sandars: “Notes on a find of roman republican silver coins and of ornaments from the Centenillo mine, Sierra Morena“. Numismatic Chronicle 4ª serie, vol XII, pp. 63-69. 1912.

Hübner, 1893: Emil Hübner: “Monvmenta Lingvae Ibericae“. Berlín. 1893.

Marcos, 2007: Carmen Marcos Alonso: “El Centenillo (Baños de la Encina, Jaén): Tesoros de 1911 (junio) y 1929”, XIII Congreso Nacional de Numismática, Cádiz, 2007. Tomo I, pp. 299-324. Alicia Arévalo (ed), UCA. Madrid-Cádiz. 2009.

Mateu y Llopis, 1949: Felipe Mateu y Llopis: “Los tesoros monetarios de la época sertoriana”, apéndice de “Sertorio” de A. Schulten, pp. 275-352. Ed. Renacimiento. Sevilla. 2013.

RRCH: Roman Republican Coin Hoards. Versión online: CHRR

RRCHAD: Cruces Blázquez, “Addenda a Roman Republican Coin Hoards”, Acta Numismática 17-18. SCEN. 1988.

Sandars, 1921: Horace Sandars: “Notes on a hoard of Roman denarii found in the Sierra Morena, in the South Spain“. Numismatic Chronicle 5ª serie, vol 1, nº 3-4, pp. 179-186. 1921.

Sandars, 1924: Horace Sandars: “Apuntes sobre un tesoro de denarios romanos hallado en la Sierra Morena, en el sur de España“. Boletín de la Real Academia de la Historia, nº 84, pp 489-497, 1924.

TMPI: Leandre Villaronga, “Tresors monetaris de la Península Ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. Barcelona, 1993.

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Tesorillo de Santa Elena

H. Sandars (1852-1922)

Horace Sandars, un ingeniero de minas que vino de Inglaterra a trabajar a la New Centenillo Silver Lead Mines de Linares (Jaén) y donde pronto empezó a interesarse por la arqueología de la zona fue quien dio la noticia de este hallazgo en 1905 (Sandars, 1905). En su artículo nos relata cómo en 1903 y cerca de Santa Elena, puerta andaluza del parque natural de Despeñaperros (Jaén), al agacharse un pastorcillo a recoger una piedra para lanzársela a una vaca que se alejaba de la manada se topó con un objeto que parecía estar fijado al suelo. Resultó ser el extremo de un recipiente de plomo que contenía varios cientos de denarios. Pero es que al desenterrarlo descubrió otro con aun más denarios y el fragmento de una torta de plata además de unos pequeños trocitos de este metal. Afortunadamente ambos recipientes se conservaron y se pudo comprobar que estaban formados por una lámina de plomo (muy similar a las que aparecen en las minas antiguas romanas) doblada por los lados y en los extremos, pero no soldada, de modo que formaba una especie de cilindro en el que habían guardado las monedas.

 

Dibujo del fragmento del lingote de plata del tesorillo de Santa Elena. Revue Numismatique 1905

Es muy interesante el pequeño lingote de plata con forma de torta que se encontró junto a las monedas, o quizá sería mejor decir de mitad de torta, pues, de forma semiesférica aplanada, debió de haber sido partida en dos trozos casi iguales de modo que el que pesaba 410,56 g fue enterrado con el tesoro. Se pueden distinguir bien las marcas de los golpes realizados con una herramienta. Sus dimensiones son de 9 cm de longitud en la línea de corte, 4,8 cm de ancho en el centro y 2,5 cm de espesor máximo.

Pero la particularidad de este trozo de torta es que lleva una inscripción en caracteres celtibéricos, atravesada por una línea horizontal. Se trataría de 5 signos (pues los dos primeros se interpretan como nexados) y sus trazos fueron realizados con un pequeño instrumento afilado para luego agregarse la línea transversal.

Le enviaron la inscripción a Manuel Rodríguez de Berlanga , un erudito arqueólogo y epigrafista de Málaga, quien interpretó así los signos:

Inscripción según M. R. Berlanga

Una posible lectura sería R.U.U.Ki.Ki o R.U.U.Gi.Gi. Aunque si trasponemos los dos primeros, sería U.R.U.Ki.Ki o U.R.U.Gi.Gi.

Esta torta de plata fue expuesta en el Petit-Palais de los Campos Elíseos con motivo de la Exposición de la Sociedad de Excavaciones Arqueológicas, donde participó Sandars. Desconocemos su paradero actual.

 

Monedas

Composición conocida:

  • 568 denarios republicanos romanos, el último RRC 320/1 del 103 a.C.
  • 6 denarios ibéricos

Respecto a los denarios sabemos que pronto se dispersaron, pero en palabras de Sandars “tras una investigación hábilmente llevada a cabo, la mayoría de ellos, o podríamos decir que casi su totalidad, están ahora en manos seguras. El catálogo adjunto contiene la lista de 568 denarios consulares del hallazgo. Grueber, del British Museum, que amablemente hizo la lista adjunta por orden cronológico según la clasificación del conde de Salis, encuentra una continuidad notable”. Para Francisca Chaves (Chaves, 1996) el hecho de que enseguida nos diga que fue H.A. Grueber, del British Museum, quien hizo la lista le hace sospechar dónde fueron a parar las piezas. De todos modos hemos comprobado que en el SNG BM Spain no se menciona el tesorillo de Santa Elena ni ningún denario figura con esa procedencia, cosa que en cambio sí sucede con el tesorillo de Córdoba depositado también en esa institución.

Además de los 568 denarios romanos el tesorillo contenía 6 piezas de “plata autónoma de leyenda celtibérica”. Lamentablemente, es la única referencia que hace de los denarios ibéricos, no indicando ni sus leyendas ni la descripción de sus anversos ni reversos.

Indica que todos los denarios estaban en muy buen estado de conservación, salvo algunos.

Había 18 denarios anónimos de los dioscuros sin leyenda ni símbolo (RRC 44 a 198) que se datan entre el 211 y el 156 a.C. y un RRC 141/1 del 189-180 a.C. Estos serían los más antiguos del tesorillo. Los más recientes son los dos ejemplares RRC 320/1 del 103 a.C. y que servirían para datar la fecha de ocultamiento del mismo.

Este tesorillo viene referenciado en las siguiente obras:

  • RRCH 193
  • CHRR: Santa Elena (Spain; SEL)
  • RRCHAD 41.
  • TMPI 64: Villaronga al dar su composición dice correctamente que son 568 los denarios romanos, pero hay una errata cuando añade “1 denario ibérico de Sekobirikes”, pues son 6 los denarios ibéricos y además no consta de qué cecas.
  • Chaves 18.

 

Cueva de los Muñecos (Santa Elena, Jaén)

 

Santa Elena se sitúa en la vía tradicional de comunicación entre Andalucía y la Meseta. En sus inmediaciones se encuentra el santuario ibérico del Collado de los Jardines, también conocido como la Cueva de los Muñecos, por los miles de exvotos que aparecieron en ella y en sus alrededores. Precisamente Sandars publicó un trabajo sobre estas figuras votivas (Sandars, 1906). Subiendo al Cerro del Castillo, en una meseta, un conjunto de estructuras conforman los restos de un asentamiento ibérico.

 

 

ABREVIATURAS Y BIBLIOGRAFÍA:

Chaves, 1996: Francisca Chaves Tristán, “Los Tesoros en el Sur de Hispania”. Ed. Fundación El Monte. Sevilla. 1996.

CHRR: CHRR Online, Coin Hoards of the Roman Republic Online.

RRCH: Roman Republican Coin Hoards. Versión online: CHRR

RRCHAD: Cruces Blázquez, “Addenda a Roman Republican Coin Hoards”, Acta Numismática 17-18. SCEN. 1988.

Sandars, 1905: Horace Sandars, “Notes sur un depot de monnaies romaines decouvert en Espagne (province de Jaen) en 1903”, Revue Numismatique 1905 (4ª serie, tomo 9), pp. 396-405. 1905. Paris.

Sandars, 1906: Horace Sandars, “Pre-roman votive oferrings from Despeñaperros, in the Sierra Morena (Spain)“. Archaeologia LX, pp 69-92.

SNG BM Spain: Andrew R. Meadows y Peter Bagwell-Purefoy: Sylloge Nummorum Graecorum, vol IX. The British Museum, part 2: Spain. Londres. 2002.

TMPI: Leandre Villaronga, “Tresors monetaris de la Península Ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. Barcelona, 1993.

 

 

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Tesorillo de Villar del Humo

Ha existido bastante confusión respecto a este tesorillo, pues ha sido también denominado como Tesorillo de Albacete, de Villar del Álamo y de Fuente del Álamo (Cuenca), siendo estas dos últimas claramente erróneas.

Todo parece indicar que el tesorillo inicialmente publicado como de Albacete se trata de una parte desgajada del de Villar del Humo. Luego explicaremos los claros indicios que nos llevan a sospecharlo. Sí podemos afirmar que Villar del Álamo y Fuente del Álamo (en Cuenca) son poblaciones inexistentes y se deben a errores de transcripción, que han contribuido a aumentar la confusión.

Empecemos hablando del conjunto publicado como TESORILLO DE ALBACETE, siguiendo así un orden cronológico, para luego intentar poner en claro el estado de la cuestión sobre este tesoro.

Leandre Villaronga (1919-2015)

Leandre Villaronga (1919-2015)

Fue Leandre Villaronga quien primero publicó el hallazgo (Villaronga, 1971-72). En él dio noticia del examen que pudo realizar de un conjunto de monedas que consideró como parte de un tesorillo compuesto por denarios ibéricos y romanos que, según le comunicaron verbalmente, había sido encontrado en Albacete hacia el año 1906. Los ejemplares que llegó a ver ascendían a una cantidad de 387, y decidió publicarlos antes de que se dispersaran. Los denarios romanos eran mayoría (307) frente a los ibéricos (80) y los republicanos casi doblaban en número a los imperiales.

 

Los 387 ejemplares que pudo estudiar los distribuyó del siguiente modo: 

  • 199 denarios republicanos romanos
  • 108 denarios imperiales romanos
  • 79 denarios de Bolskan:
  •       – 14 BoLSKaN del tipo Jenkins I
  •       – 38 BoLSKaN del tipo Jenkins II-III
  •       – 27 BoLSKaN del tipo Jenkins IV (Palenzuela)
  • 1 denario de KeSE

 

Denario romano RIC I 207 (2 a.C-4 d.C) del tesorillo de Casal de Friume. Col.Numisma

Denario romano RIC I 207 (2 a.C-4 d.C) del tesorillo de Casal de Friume. Col.Numisma

Para los 307 denarios romanos que examina elabora una tabla con su relación, ordenando los republicanos según Crawford y clasificándolos según Sydenham, y los imperiales según el RIC I¹ (Roman Imperial Coinage, vol I, 1923) vigente en aquel momento. Señalar que el RIC I abarca desde el 31 a.C hasta el 69 d.C. siendo su primera edición de 1923 (RIC I¹) actualizada en una segunda en 1984 (RIC I²). También indica en ella tanto la leyenda como el número de ejemplares y si presentan alguna contramarca. Los tipos más antiguos estarían datados entre el 208 y el 195 a.C., y el tipo más reciente (con 10 ejemplares presentes) señala que es el RIC I¹ 350 (César Augusto, con Cayo y Lucio césares en reverso), que actualizado es el RIC I² 207, acuñado entre el 2 a.C y el 4 d.C. Presentaban contramarcas 44 ejemplares, lo que supone algo más de un 14 %.

Para ver dicha tabla, remito al enlace de la publicación original.

Añade que además se le indicó la existencia de 1 denario incuso, 6 denarios de CAESAR con elefante y símbolos pontificiales, y 10 denarios de AVGVSTVS DIVI F y toro, con lo que el total de denarios romanos que conoció llegaría a 324.

Hoy en día actualizamos esa catalogación del siguiente modo:

  • 261 denarios republicanos: hasta el RRC 544 (del 32-31 a.C).
  • 63 denarios imperiales: hasta el RIC I² 207 (del 2 a.C – 4 d.C.).

 

Respecto a los denarios ibéricos, había 80 ejemplares. Es interesante señalar que 20 de ellos presentaban contramarcas, lo que supone el 25 %.

Denario de leyenda KeSE del tesorillo. (foto: Villaronga)

Denario de leyenda KeSE del tesorillo de Albacete. (foto: Villaronga)

Un ejemplar era de la ceca de leyenda KeSE, de 3,78 g de peso, y con eje de cuños a las 3h. Presentaba dos contramarcas en su anverso. Es del tipo 11 de Villaronga, con cuño de anverso tipo 7 y cuño de reverso tipo 5, según indica posteriormente en su obra “Les monedes ibèriques de Tàrraco”, de 1983.

.

 

Para los denarios ibéricos de la ceca de leyenda BoLSKaN utiliza la clasificación de Jenkins modificada por él mismo. No entraremos a realizar posibles correcciones a esta relación dada la calidad de las láminas, limitándonos a plasmar la clasificación del autor.

 

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins I del tesorillo. (foto Villaronga)

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins I del tesorillo de Albacete. (foto Villaronga)

Tipo Jenkins I: Se trata de cuños de buen estilo, y en cuyo busto del anverso hay algún rizo de gancho en el peinado. Hay 14 ejemplares, y 4 de ellos presentan contramarcas. No hay enlaces de cuños. Peso medio 3,83 g.

.

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins II-III del tesorillo. (foto Villaronga)

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins II-III del tesorillo. (foto Villaronga)

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins II-III del tesorillo. (foto Villaronga)

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins II-III del tesorillo de Albacete. (foto Villaronga)

Tipo Jenkins II-III: Villaronga agrupó ambos tipos en uno sólo. Su estilo es más descuidado y ya no presentan ningún rizo de gancho. De los 38 ejemplares los nº 46 y 47 comparten cuño de reverso, y los nº 52 y 53 comparten ambos cuños. Hay 7 ejemplares con contramarcas. Peso medio 3,74 g. Por alguna razón que el autor no explica, los ejemplares a los que asigna los nº 25 y 26 no tienen fotografía ni hace constar su peso ni eje de cuños.

.

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins IV del tesorillo. (foto Villaronga)

Denarios de BoLSKaN tipo Jenkins IV del tesorillo de Albacete. (foto Villaronga)

Tipo Jenkins IV o Palenzuela: El estilo vuelve a ser más cuidado, con un busto más estilizado y peculiar. Las patas delanteras del caballo están característicamente levantadas y se alejan de la leyenda. De los 27 ejemplares, los nº 64 y 65 comparten cuño de anverso, los nº 73 y 74 comparten ambos cuños, igual que los nº 78 y 79. El nº 80 comparte el cuño de anverso con éstos. Hay 8 ejemplares con contramarcas. Peso medio 3,66 g.

 

En este tesorillo llaman poderosamente la atención dos hechos:

  • El elevado número de ejemplares contramarcados.
  • La presencia de denarios ibéricos junto con denarios romanos de César Augusto de los años 2 a.C. – 4 d.C.

Respecto al primer punto, para el análisis de las contramarcas en la moneda puedo recomendaros el excelente trabajo de Manuel Pina en su web http://www.tesorillo.com: “Contramarcas en las monedas de Hispania Antigua“. En este trabajo no considera verdaderas contramarcas a estas marcas realizadas en los denarios seguramente con la finalidad de detectar ejemplares falsos. Otros autores en cambio no diferencian entre contramarcas y marcas, pues simplemente éstas se aplicarían con un punzón más pequeño en el caso de la plata en lo que parece ser un método de reconocer o validar ejemplares por parte de cambistas o nummularii.

Denario romano de César Augusto RIC I 207. Col. Venus.

Denario romano de César Augusto RIC I 207. Col. Venus.

Y respecto a lo segundo, podemos constatar una circulación residual de los denarios ibéricos o por lo menos un atesoramiento de los mismos en fechas muy cercanas al cambio de Era. Para entonces hacía décadas que ya no se acuñaban los más recientes de los presentes en este tesorillo, los Bolskan del grupo IV, datados hacia el 80-72 a. C. en pleno conflicto sertoriano, y mucho más lejano aún el denario de Kese, emitido siglo y medio antes aproximadamente. También añadir que en el momento de la ocultación reinaba la Pax Augústea en Hispania, por lo que su motivo no estaría relacionado con conflictos militares sino con un enriquecimiento fruto probablemente del surgimiento de clases pudientes en la Bética.

Quizás aquí se puedan poner en relación ambos puntos. Podría ser que el elevadísimo porcentaje de denarios ibéricos con marcas o contramarcas presentes en este tesorillo (20%) en relación a lo poco frecuente de este hecho en estas monedas se explique precisamente por tratarse de ejemplares que ya no se veían habitualmente en la circulación en ese momento, y sería una manera de validarlos, de certificar su valor intrínseco, la autenticidad de su plata.

Tres denarios romanos republicanos con contramarcas. Tesorillo de Villar del Humo

 

Abordemos ahora lo confuso que resulta todo lo que rodea a las distintas denominaciones que ha recibido este denominado tesorillo de Albacete, al que se la ha identificado con nombres de distintas localidades (algunas inexistentes, como veremos). Sabemos que Villar del Humo es un municipio de la provincia de Cuenca. Y su nombre guarda cierta homofonía con Villar de Álamo, que a su vez la tiene con Fuente del Álamo, pero ambas son poblaciones inexistentes. Veamos:

  • Pere Pau Ripollès señaló en su tesis doctoral (Ripollès, 1982), que “según una información oral facilitada por el profesor Martín Almagro Gorbea este tesoro no es de Albacete, sino que procede de Villar del Álamo, en la provincia de Cuenca“, lo cual, aunque con la errata en el nombre, es la primera referencia por escrito que indica que aquél tesorillo es parte del de Villar del Humo.

 

  • Años después de publicarlo, el propio Villaronga tratando sobre tesorillos datables y con presencia de denarios ibéricos (Villaronga, 1986-87), reseña: “Albacete = Fuente del Álamo (Cuenca). Último denario romano RIC 350 del año 2 a.C. , con 1 denario de Kese, y de Bolskan 14 del grupo I, 38 del II-III, y 27 de Palenzuela”. Como vemos llamarlo de Fuente del Álamo (Cuenca) se trata de un nuevo error. No hay en Cuenca ningún pueblo con ese nombre. Existe un tesorillo de Fuente Álamo en Murcia, el TMPI nº 58, que desde luego no tiene nada que ver con este que nos ocupa.

 

  • Este mismo autor en 1993 publica su “Tresors Monetaris de la Península Ibérica” (TMPI). Al tesorillo de Albacete le asigna el nº 152 de su repertorio, pero de nuevo hay una errata al denominarlo “Albacete = Villar del Álamo (Cuenca)”. Dice “publicado primero como de Albacete, según Ripollès es de Villar del Álamo”. Pero ya hemos dicho que esta población no existe.

 

  • RRCHAD: Le asigna el nº 103 de su repertorio con el nombre de “Villar del Álamo”. Persiste en la errata, indicando igualmente que se ha publicado como de Albacete pero que fue hallado en Villar del Álamo en la provincia de Cuenca.

 

  • Alicia Arévalo González (Arévalo, 2008) refiriéndose a tesorillos escribe “… el de Villar del Humo (Cuenca) publicado primero como de Albacete y también denominado como de Villar del Álamo … contenía 79 denarios de Bolskan, 1 de Kese y 324 romanos, tanto republicanos como los primeros imperiales, con cronologías que van desde principios del siglo II a.C. hasta el 2/6 a.C.”. Comprobamos que se refiere a la composición que da Villaronga (incluso sumando los 17 denarios romanos que no llegó a ver pero de los que le dieron referencia) pero no incluye los del propio tesorillo de Villar de Humo, al que sí denomina por su nombre correcto.

Villar del Humo (foto: cultura.castillalamancha.es)

 

Veamos ahora lo que conocemos del TESORILLO DE VILLAR DEL HUMO:

Se trata de un hallazgo de un total de 1050 denarios que fueron repartidos y de los que sólo 64 acabaron en el Museo de Cuenca: 12 denarios ibéricos y 52 romanos. Su composición es la siguiente:

  • 1 KeSE
  • 11 BoLSKaN
  • 40 romanos republicanos
  • 12 de las legiones de Marco Antonio (32-31 a.C).

 

  • Manuel Osuna y Francisco Suay (Osuna; Suay, 1974) realizaron una catalogación de los diversos yacimientos con restos romanos y hallazgos verificados en esa provincia: “Villar del Humo. Se conserva en el Museo [de Cuenca] un tesorillo de denarios romanos e ibéricos, hoy en estudio, formado por sesenta y cinco piezas [errata: son 64]. Con toda probabilidad debió esconderse durante el siglo I a.C.”. Aunque no menciona su posible relación con el tesorillo de Albacete.

 

  • Tabula Imperii Romani (TIR) J-30: se dan las coordenadas de Villar del Humo y dice: “En su término municipal apareció un tesorillo de denarios ibéricos y romanos del siglo I a.C.” Da como referencia bibliográfica el trabajo de Manuel Osuna y Francisco Suay citado.

 

  • Por su parte, Enrique Gozalbes Cravioto (Gozalbes, 2005) escribe: “El tesorillo de Villar del Humo, hallado en los Castellares; estaba compuesto por 1050 denarios, de los que muy pocos pasaron al Museo de Cuenca. Constaba de denarios romanos republicanos, alguno de ellos acuñado por Marco Antonio, varias monedas hispano-romanas de Bolscan y una de Cese”, y aporta como referencia bibliográfica a Osuna, 1976. Tampoco menciona al tesorillo de Albacete.

 

  • Juan Manuel Millán Martínez (Millán, 2014): “Aparecido a principios de los años 70 (en realidad, el 22 de diciembre de 1969) y con una historia bastante truculenta. Consta de 64 denarios, de los que 1 son de Bolskan [errata tipográfica: son 11], 1 de Cese, 40 de magistraturas monetales romanas y los 12 restantes pertenecen a las legiones de Marco Aurelio [errata, es Marco Antonio], con una cronología entre el 206 y el 31 a.C. Nº expediente en el Museo de Cuenca AA74/08”. Y de nuevo no hay ninguna alusión al tesoro de Albacete.

 

  • Luis Amela Valverde sí identifica adecuadamente el tesorillo de Albacete como parte del de Villar del Humo (Amela, 2015), aunque no estudia los ejemplares depositados en el Museo de Cuenca ni los incluye en su composición final.

 

  • Pero fue Juan Manuel Millán Martínez quien nos desvela con todo detalle la truculenta historia de este hallazgo (Millán, 2013), y nos da pistas importantes para relacionar ambos tesorillos, por lo que pasamos a relatarlo con nuestras propias palabras dejando claro que toda la información procede de su trabajo en la revista Kelatza:

Vicente Carmona Ferrer (valenciano apodado “el francés” debido a que vivió y trabajó en Francia durante 50 años) tras jubilarse regresó al pueblo de sus mayores (Villar del Humo) con una ilusión: encontrar el “tesoro del Moro valiente”. Su padre le había relatado que un rifeño, el “moro valiente”, le había confesado en Ceuta durante su mili (a finales del XIX) la existencia de un tesoro de ocho toneladas de oro (así como varios kg de plata y bronce) ocultado bajo tierra por sus antepasados en la Peña del Castellar, un paraje de Villar del Humo. Y decidió ponerse manos a la obra. En 1968 compró la finca y buscó colaboradores entre los propietarios vecinos y socios capitalistas mediante anuncios locales y en prensa, que dieron como resultado que una persona de Albacete (dato interesante) se convirtiera en un importante socio aportando material y dinero. De este modo, tras varios trabajos de remoción de tierras con maquinaria, el 22 de diciembre de 1969 apareció un tesorillo de 1050 denarios de plata.

El hallazgo fue noticia en la prensa local, incluso con planos con la localización exacta y donde se supone que esperaban las 8 toneladas de oro, 500 kg de plata y varios más de bronce.

Rápidamente lo dividieron, correspondiendo 900 ejemplares a este socio, 25 a un ayudante, 55 se repartieron entre familiares, amigos y vecinos, y Vicente se quedó al parecer sólo con 52, pues envió muestras al Jefe del Estado, a su Secretario y al Gobierno Civil de Cuenca (6 ejemplares a cada uno). Pero Francisco Suay, Delegado Provincial de Excavaciones Arqueológicas de Cuenca, tomó cartas en el asunto y su denuncia hace que se le decomisen los 52 denarios a los que se suman otros 6 entregados por los vecinos y los 6 del Gobierno Civil, que serán las 64 que acaben en el Museo de Cuenca. El socio de Albacete y su ayudante negaron los hechos, y parece que el asunto quedó así. Por supuesto la denuncia impidió proseguir con la búsqueda del tesoro.

Pertinaz en su empeño y ya con 82 años, en 1985 vuelve a intentar la búsqueda pero un reportaje en prensa que refleja una nueva remoción de tierras acaba en otra denuncia que acaba con su sueño. Pero no con su obcecación. Pasó los últimos años de su vida en una choza que construyó en lo alto del yacimiento, desde donde al parecer lo vigilaba.

Todo hace pensar que los denarios estudiados por Leandre Villaronga serían parte de esos 900 del socio de Albacete, pero que recibió una información intencionadamente tergiversada respecto al lugar y fecha del hallazgo.

Nuestra hipótesis sería que el propietario del lote habría mentido a Villaronga no sólo respecto a su procedencia sino también respecto al año de su hallazgo. Como se comprueba, lo publicó en 1971 y el tesoro de Villar del Humo había aparecido a finales de 1969, es decir, las fechas concuerdan perfectamente. De este modo el denominado tesorillo de Albacete se trataría de una parte desgajada del tesorillo de Villar del Humo, que se sabe que constaba de 1050 denarios de los que sólo 64 están en el Museo de Cuenca, y serían los 387 que Villaronga logró estudiar (más la referencia de otros 17). Comparando ambos vemos que su composición es parecida, pero la diferencia fundamental estaría en su cronología. Mientras que en el tesorillo de Albacete el denario más reciente en el RIC I² 207 datado en el 2 a.C-4 d.C, con 10 ejemplares presentes, en el de Villar del Humo es el RRC 544 de las legiones de Marco Antonio, datados en el 32-31 a.C. con 12 ejemplares. Hay 43 denarios de las legiones en el de Albacete, de ellos 3 contramarcados. Y otros 53 denarios de César Augusto que resulta extraño que falten en el de Villar del Humo. Este sería el dato objetivo más contradictorio con dicha hipótesis.

Sin embargo el reciente estudio de las fotografías de los ejemplares del Museo de Cuenca nos aportan un dato clave: el alto número de denarios que aparecen con marcas (o contramarcas, como ya hemos dicho). Es relevante puesto que se trata de un hecho poco frecuente entre los ejemplares de los tesorillos que conocemos, y menos aún en esos porcentajes elevados. De los 64 denarios, 27 presentan algún tipo de marca, realizada posiblemente para detectar si había un alma de cobre bajo la plata. El porcentaje (un 42 %) es aun mayor que en los denarios examinados por Villaronga, lo que podría explicarse al haberse dado probablemente un proceso de selección previa al reparto de los lotes. Esto también explicaría las diferencias en las cronologías.

Pasemos a analizar los ejemplares depositados en el Museo de Cuenca, y fotografiados por Judit Serrano García.

Bolskan: No apreciamos ninguna coincidencia de cuños. Los 11 ejemplares se distribuyen así:

Grupo I: 3 ejemplares

Pesan 3,58 g – 3,66 g – 3,90 g y los tres tienen el eje de cuños a la 1 h.

 

Grupo III: 6 ejemplares

Peso: 4,05 – 3,72 – 3,67 – 3,79 – 3,79 – 3,88  y tienen el eje de cuños: 11 – 12 – 1 – 1 – 12 – 12

 

Grupo IV: 2 ejemplares, que nosotros incluimos en el grupo IV.a (pre-Palenzuela).

Pesan 3,63 g y 4 ,08 g  y tienen el eje de cuños a las 2 y 1 h, respectivamente.

 

Kese: 1 ejemplar

Pesa 3,76 g  y tiene el eje de cuños a la 1 h.

Se aprecia perfectamente la marca que le realizaron en el anverso.

 

Denarios romanos: 52 ejemplares, de los cuales 12 eran de la legiones de Marco Antonio (32-31 a.C.)

Denario romano de las legiones de Marco Antonio RRC 544/21 del 32-31 a.C. perteneciente al tesorillo. Se aprecian las marcas o contramarcas tanto en anverso como en reverso.

 

Vitrina del tesorillo de Villar del Humo. Museo de Cuenca (foto gentileza de Mariano López)

 

CONCLUSIONES

  • No existe el tesorillo de Villar del Álamo ni el tesorillo de Fuente del Álamo en Cuenca, y deberían ser eliminados en lo sucesivo de los repertorios de tesorillos.
  • El tesorillo de Villar del Humo (Cuenca) apareció el 22 de diciembre de 1969, fruto de una búsqueda ilegal. Constaba de 1050 denarios, que fueron rápidamente repartidos en lotes.
  • 64 ejemplares pudieron ser recuperados y se encuentran depositados en el Museo de Cuenca.
  • Un lote importante (seguramente 900) fue denominado “tesorillo de Albacete”, y parte de él pudo ser estudiado por Villaronga, en concreto 387 denarios, más otros 17 de los que le dieron referencias.
  • El grado de desgaste por circulación es acusado en prácticamente todos los ejemplares, no pudiéndose observar diferencias significativas entre ambos lotes.
  • Llama la atención el elevado número de ejemplares con marcas o contramarcas. Su presencia en ambos lotes (Albacete y Cuenca) nos da prácticamente la certeza de que aquél es una parte desgajada del conjunto.
  • Cronología: el RIC I² 207, acuñado entre el 2 a.C y el 4 d.C, es el denario (10 ejemplares) más reciente y pertenece al lote de Albacete. En el lote del Museo de Cuenca, el más reciente es el RRC 544 (12 ejemplares) del 32-31 a.C. Debido a que no conocemos la totalidad de los ejemplares este dato debe ser considerado con las necesarias reservas para datar el ocultamiento del tesorillo.
  • Composición total: 1050
  • Composición conocida: 468, último el RIC I² 207, acuñado entre el 2 a.C y el 4 d.C. Los podemos clasificar así:
  • Denarios romanos: 376: 324 (Albacete) + 52 (Cuenca)
  •    – 261 denarios republicanos: hasta el RRC 544 (del 32-31 a.C).
  •    – 63 denarios imperiales: hasta el RIC I² 207 (del 2 a.C – 4 d.C.).
  • Denarios ibéricos 92: 80 (Albacete) + 12 (Cuenca)
  •    – 90 Bolskan
  •           – grupo I: 17 (14+3)
  •           – grupo II-III: 44 (38+6)
  •           – grupo IV: 29 (27+2)
  •    – 2 Kese: (1+1)

En la Peña del Castellar (Villar del Humo, Cuenca) se encuentran restos de un asentamiento de la II edad del Hierro que posiblemente perdurara hasta época romana.

 

 

BIBLIOGRAFIA:

Amela, 2015: Luis Amela Valverde”, El tesoro de Villar del Humo (RRCHAD 103 = TMPIAA 152). Una nota”, en Varia Nummorum IV, ANE. 2015.

Arévalo, 2008: Alicia Arévalo, “Aprovisionamiento y circulación monetaria en la Meseta sur durante la época romana“, en “La romanización en el territorio de Castilla-La Mancha“, p.p 164-165, 2008.

Gozalbes, 2005: Actas de las I Jornadas de Arqueología de Castilla-La Mancha. Cuenca, 13-17 de diciembre de 2005, p. 557. 

Millán, 2014: Juan Manuel Millán Martínez, “Hallazgos monetales en la provincia de Cuenca” en “Cuenca: la historia en sus monedas”. UCLM. 2014. ISBN: 978-84-9044-112-1.

Millán, 2013: Juan Manuel Millán Martínez, “El tesoro de Villar del Humo”, Revista Kelatza nº 20, pp 1-4. 2013.

Osuna; Suay, 1974: Manuel Osuna y Francisco Suay, “Yacimientos romanos en la provincia de Cuenca“, p. 6. Revista Cuenca nº 6. 1974.

Osuna, 1976: Manuel Osuna Ruíz, “Museo de Cuenca. Secciones de Arqueología y Bellas Artes”. p 47. 1976.ISBN 84-369-0526-1″.

Ripollès, 1982: Pere Pau Ripollès, “La circulación monetaria en la Tarraconense mediterránea”, p. 314 (nota al pie), Servicio de Investigación prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia. Serie Trabajos Varios 77, Diputación de Valencia. 1982.

RRCHAD: Cruces Blázquez, “Addenda a Roman Republican Coin Hoards”, Acta Numismática 17-18. SCEN. 1988.

TMPI: Leandre Villaronga, “Tresors monetaris de la Península Ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. Barcelona, 1993.

Villaronga, 1971-72: Leandre Villaronga, El tesorillo de Albacete del año 1906“, Revista Ampurias 33-34, 1971-72, pp. 305-320.

Villaronga, 1986-87: Leandre Villaronga, “Ordenación y cronología de los denarios de la Celtiberia”, Gaceta Numismática 86-87, III/IV, p.11. A.N.E. 1987.

 

Desde aquí mi agradecimiento a D. Mariano López Marín, por toda su ayuda y amable atención en la elaboración de este artículo. 

Publicado en Tesorillos | 4 comentarios

Tesorillo de Aragón

La única referencia a este tesorillo, cuyo nombre ya da idea de lo impreciso de su localización, la dio Villaronga al publicar su monografía sobre las monedas ibéricas acuñadas en Tarraco (Villaronga, 1983: 37).

Traduzco del catalán su breve reseña: “Tesoro de Aragón: No está todavía publicado y agradecemos la noticia. Conocemos 12 denarios de Kese hallados en un lugar indeterminado de Aragón, cerca del río Ebro, sin ninguna otra moneda. Todas están muy desgastadas, demostrando una circulación residual. Quedan incluidas en el catálogo”.

Los 12 ejemplares de Kese se distribuyen del siguiente modo, según los tipos definidos en la citada monografía:

  • Tipo 7   (anverso 7, reverso 3): peso 3,82 g y eje de cuños a las 9 h.
  • Tipo 9   (anverso 6, reverso 5): peso 4,05 g y eje de cuños a las 2 h.
  • Tipo 11 (anverso 7, reverso 5): peso 3,96 g y eje de cuños a las 2 h.
  • Tipo 15 (anverso 9, reverso 5): peso 3,69 g y eje de cuños a las 2 h.
  • Tipo 19 * (anverso 10, reverso 6): peso 3,75 g y eje de cuños a las 2 h.
  • Tipo 20 (anverso 11, reverso 7): peso 4,01 g y eje de cuños a las 2 h.
  • Tipo 21 (anverso 12, reverso 7): peso 3,91 g y eje de cuños a las 7 h.
  • Tipo 42 * (anverso 19, reverso 20): peso 3,60 g y eje de cuños a las 5 h.
  • Tipo 49 * (anverso 23, reverso 14): peso 3,98 g y eje de cuños a las 10 h.
  • Tipo 50 (anverso 23, reverso 19): peso 3,70 g y eje de cuños a las 11 h.
  • Tipo 63 (anverso 26, reverso 25): peso 3,70 g y eje de cuños a las 9 h.
  • Tipo 67 (anverso 27, reverso 28): peso 3,90 g y eje de cuños a las 11h.

Leandre Villaronga (1919-2015)

Como vemos no hay ejemplares que compartan anverso y reverso a la vez (es decir, no se repite ningún tipo), aunque sí existen enlaces de cuños:

  • 10 anversos y 9 reversos diferentes.
  • Se repiten dos anversos del nº 7 y otros dos del nº 23.
  • Se repiten tres reversos del nº 5 y dos del nº 7.

El hecho de no haber ningún ejemplar repetido podría indicar una cierta distancia en el tiempo entre la emisión de estos denarios y el momento de su ocultamiento.

El eje de cuños que más frecuentemente encontramos está en la posición de las 2 h, y comprobamos que ocurre de un modo bastante constante en los primeros tipos, los más antiguos.

Villaronga encuentra 79 tipos distintos entre los denarios de Kese (conformados con diferentes enlaces entre 31 cuños de anverso y 32 de reverso) por lo que podemos comprobar que en este tesorillo se encuentra representada prácticamente toda la emisión, pues abarca desde el nº 7 hasta el nº 67.

Como ya sabemos, la ceca de Kese la podemos ubicar en la actual ciudad de Tarragona, aunque existe cierta controversia sobre si identificarla exactamente con la antigua Tarraco o en una población indígena contigua. Desde luego, cabe poca duda de que se trata de la primera en acuñar denarios ibéricos, lo que ocurrió hacia el primer cuarto del siglo II a.C.

 

El río Ebro a su paso por Aragón

 

A pesar de que fue ya en 1983 cuando este autor señaló que “no está todavía publicado” no tenemos a día de hoy noticia de que esto haya sido realizado. De hecho, ni en el TMPI viene referenciado.

A pesar de lo breve de su reseña debido a los pocos datos que se conocen, nos parece importante registrar este tesorillo y dejar constancia de los 12 ejemplares de denarios de Kese que lo componían, así como de su debida catalogación por tipos.

Denario de Kese (no perteneciente al tesorillo) del tipo 2. ACIP 1122

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

TMPI: Leandre Villaronga, “Tresors monetaris de la Península Ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. Barcelona, 1993.

Villaronga, 1983: Leandre Villaronga, “Les monedes ibèriques de Tàrraco”, p. 37. Tarragona. 1983.

 

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Tesorillo de Arcas

En 1960, en la localidad conquense de Arcas y en el transcurso de unas labores de labranza un tractor rompió una vasija enterrada donde se escondía un conjunto de monedas cuya cantidad y composición no han quedado completamente esclarecidas. Lamentablemente los ejemplares pasaron al comercio madrileño y acabaron dispersados.

Denario de Ikalkunsken del tesorillo de Arcas. Tipo 81 (subasta J.A. Herrero, noviembre 2014)

Ismael Moya tuvo referencias de este hallazgo a finales de 1960 y “según informes directos, en Cuenca, las piezas halladas fueron más de dos millares, todas de plata, a excepción de 6 ó 7 piezas de cobre” (Moya, 1984). Añade que aproximadamente el 90 % eran denarios de Ikalkusken y el otro 10 % denarios republicanos romanos. Tuvo la oportunidad de estudiar personalmente 6 denarios de Ikalkusken y 1 de la familia Annia Fabia (sic) y constata que todos ellos eran de “magnífica conservación y bellísima factura” aun habiendo sido recogidos sin ningún tipo de selección, según le relataron.

Aunque Moya tuvo conocimiento de este tesorillo en el mismo año de su descubrimiento no publicó su reseña hasta 1984, por lo que en realidad la primera referencia escrita la realizó en 1962 Villaronga en su obra “Los denarios con leyenda Icalguscen” (Villaronga, 1962), en la que indica que pudo estudiar 42 ejemplares de esa ceca.

Será ya en 1988 cuando este mismo autor publique “Els denaris ibèrics d´Ikalkusken”, que a día de hoy sigue siendo la monografía de referencia para estos denarios. En este trabajo señala que ha podido recoger siete ejemplares más de este tesorillo: 2 de Ikalkusken, 3 de Bolskan y 2 de Kese. Además, duda que pueda ser real la cantidad que le informaron a Moya, pues considerando que se trataría de 2000 denarios y el 90 % de Ikalkusken “si los 1800 denarios de Ikalkusken hubieran pasado al comercio nos hubiera llamado la atención, lo cual no sucedió. Por tanto creemos que la cantidad no sería tan grande , eso sí, debería ser superior a los 44 denarios que nosotros incluimos en el catálogo” (Villaronga, 1988).

 

Iglesia de la Natividad de Nª Sª, en Arcas, y su Virgen. S. XIII. (dibujo: J. Ramón Hernández Correa)

 

Los denarios conocidos del hallazgo se reparten del siguiente modo:

  • 1 denario romano: de la familia Annia, que debería ser el RRC 366,  en cualquiera de sus variantes 1, 2 ó 3, todos ellos del 82-81 a.C.
  • 3 denarios de Bolskan
  • 2 denarios de Kese
  • 44 denarios de Ikalkusken (a los que no sabemos si habría que añadir los 6 vistos por Moya ya que podrían estar ya incluidos pues no tenemos referencia de cómo eran).

Gracias al estudio de Villaronga podemos clasificar a su vez los ejemplares de Ikalkusken en distintos grupos:

  • clase I: 1 ejemplar (tipo 8).
  • clase II: 4 ejemplares (1 del tipo 23, 2 del 27, 1 del 31)
  • clase III: 4 ejemplares (2 del tipo 39, 1 del 40, 1 del 41)
  • clase IV: 10 ejemplares (2 del tipo 45, 1 del 46, 1 del 48, 1 del 55, 1 del 58, 1 del 63, 1 del 65, 1 del 67, 1 del 68)
  • clase V: 25 ejemplares (7 del tipo 73, 2 del 74, 2 del 75, 2 del 76, 1 del 78, 1 del 79, 1 del 80, 1 del 81, 2 del 82, 1 del 85, 1 del 87, 1 del 88, 1 del 89, 2 del 91).

Es llamativa la abundante presencia de los denarios de la clase V, del estilo más “bárbaro” y leyenda con el signo N intercalada (IkaLKuNSKeN). Podemos observar además que el tipo más representado en este tesorillo es el 73, con 7 ejemplares. Precisamente su cuño de reverso es un caso excepcional en esta ceca, pues el casco del jinete se muestra con cimera y penacho en vez de ser del tipo montefortino. Hemos dedicado anteriormente una entrada de este blog a un ejemplar así en denario de Ikalkunsken grupo V, tipo 73.

 

Denario de IKaLKuNSKeN, Clase V tipo 73 (no perteneciente al tesorillo) Ex-HSA 12587

 

Recordemos que la ceca de Ikalkusken es la más meridional de las que acuñaron denarios ibéricos, y una de las más tempranas en hacerlo tras Kese, Ausesken e Iltirtasalirban. Como vemos, en este tesorillo se constata que seguía emitiendo en el primer cuarto del siglo I a.C. en fechas cercanas al conflicto sertoriano (80-72 a.C.). Sobre su localización, la hipótesis más aceptada es que se encuentra en Iniesta (Cuenca).

 

Denario de Ikalkunsken del tesorillo de Arcas. Tipo 75 (subasta Soler y Llach, mayo 2019)

 

En cuanto a la cronología, el denario romano nos proporcionará el terminus post quem. Para identificarlo sólo disponemos de la definición como “familia Annia Fabia” que da Moya, pero nos basta. Sólo puede ser el RRC/366, del que existen ocho variantes que cumplen la condición de que en la leyenda del anverso se incluya C.ANNI (los 1a, 1b, 1c, 2a y 2b) o C.ANNIVS (los 3a, 3b y 3c) y en la del reverso L.FABI (en todas ellas). Cualquiera de ellas podría ser (y no sólo el 366/1c como se indica en el TMPI). Pero no tiene mayor importancia la incertidumbre pues todas ellas fueron emitidas en el 82-81 a.C.

 

RRC 366/2a (no perteneciente al tesorillo) ex-Alba Longa col.

 

Este tesorillo viene referenciado en los siguientes repertorios:

TMPI: Villaronga lo incluye entre los tesorillos ocultados con motivo de las guerras sertorianas, con el nº 92 de su repertorio. En la relación por grupos de los 44 Ikalkusken extraña que asigne 6 a la clase IV y 29 a la clase V (en vez de 10 y 25, respectivamente). Seguramente es una errata, porque si no la explicación es que se habría replanteado su distribución lo cual conllevaría que a los ejemplares de los tipos 63, 65, 67 y 68 los consideraría de la clase V, lo que resulta muy poco verosímil).

RRCHAD: figura en su repertorio con el nº 59.

 

Nos parece interesante añadir que con motivo de las obras de construcción del tramo del AVE en el término de Arcas se descubrió el yacimiento de Los Canónigos, un poblado en el que se aprecian distintas fases de ocupación correspondientes a la Edad de Hierro, y una necrópolis asociada. Se encuentra en un territorio fronterizo entre los ámbitos ibéricos y celtibéricos. Es de destacar la aparición de un casco hispano-calcídico en dicha necrópolis (Quesada y Valero, 2012).

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Moya, 1984: Ismael Moya Cotillas, “Hallazgo numismático de denarios de Icalguscen”, Gaceta Numismática 74-75, p. 105. 1984.

Quesada y Valero, 2012: Fernando Quesada y Miguel Ángel Valero, “Un casco variante del grupo Italo-Calcídico en la Necrópolis de Los Canónigos, Arcas del Villar (Cuenca)“, Cuadernos de Prehistoria y Arqueología de la UAM 37-38, pp. 349-386, 2011-12. Madrid. 2012.

RRCHAD: Cruces Blázquez, “Addenda a Roman Republican Coin Hoards”, Acta Numismática 17-18, p. 123, SCEN. 1988.

TMPI: Leandre Villaronga, “Tresors monetaris de la Península Ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. Barcelona, 1993.

Villaronga, 1962: Leandre Villaronga, “Los denarios con leyenda Icalguscen”, Barcelona. 1962.

Villaronga, 1988: Leandre Villaronga, “Els denaris ibèrics d´Ikalkusken”, p. 43-44. Estudis Numismàtics Valencians nº 3. Valencia. 1988.

 

 

 

 

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tesorillo de Idanha-a-Velha

Idanha-a-Velha (foto V. Oliveira)

En 1974 se encontró un tesorillo de denarios romanos e ibéricos y dracmas de Arse en Idanha-a-Velha (Castelo Branco, Portugal). La primera referencia escrita apareció dos años después cuando en el Coin Hoards III le asignan el nº 120 de su repertorio con la siguiente composición (Coin Hoards, 1977):

  • 1077 denarios romanos republicanos, el último RRC 328.
  • 20 denarios ibéricos de Ikalkusken.
  • 4 dracmas de Arse.

En la nota se añade que los detalles completos están en el archivo del British Museum.

Será en 1980 cuando se publique el definitivo artículo de Villaronga sobre este tesorillo (Villaronga, 1980), tras descubrir en el comercio 11 denarios de Ikalkusken, 1 Kese y 5 dracmas de Arse de este hallazgo y “haber podido obtener la relación de los denarios romanos republicanos”.

De este modo, la composición definitiva quedaría como sigue:

  • 1350 denarios romanos, el último RRC 330/1a.
  • 20 denarios ibéricos de Ikalkusken.
  • 1 denario ibérico de Kese.
  • 5 dracmas de Arse.

 

Denarios romanos: 1350 ejemplares

El denario romano más antiguo es un anónimo, el RRC 127/1 del 206-200 a.C. y el más reciente el RRC 330/1a, del 100 a.C. que servirá para datar el ocultamiento (nº 1 a nº 1346, según la numeración que da Villaronga a los ejemplares del tesorillo).

Había además 4 denarios forrados (nº 1347 a 1350).

Denario RRC 330/1a no perteneciente al tesorillo. Col. Siredv.

 

Denarios de Ikalkusken: 20 ejemplares

En Coin Hoards III reseñan 20, pero Villaronga sólo llegó a conocer 11 por lo que supone que los otros 9 debieron pasar al comercio inglés.

Actualizamos su clasificación siguiendo la monografía sobre esta ceca (Villaronga, 1988):

  • nº 1352: Clase II, tipo 19 (7/11).
  • nº 1353: Clase II, tipo 26 (11/16)
  • nº 1354: Clase IV, tipo 48 (22/34)
  • nº 1355: Clase IV, tipo 46 (22/32)
  • nº 1356: Clase IV, tipo 47 (22/33)
  • nº 1357: Clase IV, tipo 49 (23/33)
  • nº 1358: Clase IV, tipo 60 (28/35)
  • nº 1359: Clase IV, tipo 53 (24/37)
  • nº 1360: Clase IV, tipo 55 (25/35)
  • nº 1361: Clase IV,tipo 68 (29/42)
  • nº 1362: Clase IV, tipo 68 (29/42)

Como vemos, están presentes dos ejemplares del grupo II y 9 del grupo IV, sin representación de los grupos primero y último de Villaronga (ni del intermedio).

Comprobamos que hay 8 cuños distintos de anverso y otros 8 de reverso, habiendo sólo dos ejemplares que comparten ambos cuños, los más recientes precisamente.

Denario de Ikalkusken, tipo 24 (no perteneciente al tesorillo)

 

Denario de Kese: 1 ejemplar

nº 1351: es del tipo 32 (anverso 16/reverso 14), pesa 3,80 g y tiene el eje a las 11 h.

Denario de Kese (no perteneciente al tesorillo)

 

Dracmas de Arse: 5 ejemplares

Siguiendo la clásica monografía de Villaronga (Villaronga, 1967) y la más actual de Ripollès (Ripollès, 2002), se pueden clasificar así:

  • nº 1363: Villaronga: tipo IV-I-I, igual al nº 37. Ripollès: 93 (54/74)
  • nº 1364 y 1365: Villaronga: tipo IV-II-I, igual al nº 43. Ripollès: 105 (63/81)
  • nº 1366 y 1367: Villaronga: tipo VI-I-I, igual al nº 54. Ripollès: 103 (62/79)

Dracma de Arse (no perteneciente al tesorillo). foto: http://www.denarios.org

 

 

Catedral de origen suevo en Idanha-a-Velha. (foto aldeiashistoricasdeportugalblog.pt)

 

Idanha-a-Velha es una pequeña aldea que pertenece al distrito de Castelo Branco (Portugal). Fue capital de los Igaeditani, la Civitas Igaeditanorum, que, emplazada en la vía Emerita Augusta a Bracara Augusta, tuvo un importante papel en la romanización del norte de la Lusitania interior. No se han encontrado evidencias arqueológicas de una ocupación prerromana en ella, aunque sí en sus proximidades. Posteriormente llegó a ser la importante ciudad llamada Egitania en época sueva y visigoda, de donde deriva el nombre actual (Igaeditania > Egitania > Idanha).

 

Yacimiento de Civitas Igaeditanorum (foto P. Carvalho)

 

Este tesorillo viene referenciado en los siguientes repertorios:

  • Coin Hoards: III, nº 120.
  • TMPI: nº 60, entre los tesoros ocultados entre finales del siglo I a.C. hasta el 98-94 a.C. con monedas romanas e ibéricas.
  • CHRR Online: Idanha-a-Velha (Portugal; IAV).
  • RRCHAD: nº 52

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Coin Hoards, 1977: Coin Hoards III, nº 120, p. 54. The Royal Numismatic Society. Londres. 1977.

CHRR Online: Coin Hoards of the Roman Republican Online

Ripollès, 2002: Pere Pau Ripollès y Mª del Mar Llorens, “Arse-Saguntum. Historia monetaria de la ciudad y su territorio”, Fundación Bancaja. Sagunto (Valencia). 2002

Villaronga, 1967: Leandre Villaronga, “Las monedas de Arse-Saguntum”. ANE, Barcelona. 1967.

Villaronga, 1980: Leandre Villaronga, “Tresor de Idanha-a-Velha (Castelo Branco, Portugal) de denaris romans, ibèrics y dracmes d´Arse”, Numisma XXX, nº 165-167, pp. 103-117. 1980.

Villaronga, 1988: Leandre Villaronga, “Els denaris ibèrics d´Ikalkusken”, Estudis numismàtics valencians nº 3. Generalitat Valenciana. Valencia, 1988.

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tesorillo de Carissa

El yacimiento arqueológico de Carissa Aurelia se asienta en una extensa área de pequeñas colinas perteneciente a los municipios de Bornos y de Espera, en Cádiz. Habitada desde finales del Neolítico y después poblado ibérico, a finales del siglo I a.C. llegó a ser ciudad de derecho latino favorecida por Julio César, de cuya madre tomó el cognomen Aurelia.

En los años 20 del pasado siglo se encontró un tesorillo de 77 denarios ibéricos y romanos en el término de Bornos (Cádiz), al parecer cerca de este yacimiento. Villaronga pudo estudiar el conjunto y publicarlo (Villaronga, 1985) gracias a la buena disposición de su propietario que lo había recibido fruto de una herencia y le dio la denominación de Carisia con la que ha perdurado en la bibliografía. Nada más conocemos acerca de las circunstancias del hallazgo.

 

Carissa Aurelia (foto viatorimperi.es)

 

En el artículo incluye 5 láminas con las fotografías de los 77 ejemplares y en la clasificación vamos a seguir su numeración. Su composición es la siguiente:

  • 73 denarios ibéricos
  • 4 denarios republicanos romanos, el último RRC 289/1 del 115-114 a.C.

 

DENARIOS ROMANOS:

  • RRC 197 , del 157-156 a.C.
  • RRC 249/1 , 132 a.C.
  • RRC 265/1 , del 127 a.C.
  • RRC 289/1 , del 115-114 a.C.

 

DENARIOS IBÉRICOS: tabla: Tesorillo de Carisia 

Bolskan: 39 ejemplares

  • Grupo I: 10 ejemplares (nº 25 al 34)
  • Grupo II: 6 ejemplares (nº 35-36-37-38-43-51)
  • Grupo III: 23 ejemplares (nº 39 al 42, 44 al 50 y 52 al 63)

Aunque el nº 51 nos ofrece algunas dudas en cuanto a su clasificación decidimos incluirlo en el grupo II.

Según refiere Villaronga “todas las monedas son de cuños distintos”, lo que indicaría que se fueron separando por la distancia geográfica y temporal hasta su ocultamiento.

 

Ikalkusken: 20 ejemplares

Al publicar Villaronga “El tesorillo de Carisia” en 1985 catalogó los ejemplares de la ceca de Ikalkusken en base a la clasificación que había realizado en su obra “Los denarios con leyenda Ikalgusken” (Villaronga, 1962). Nosotros la actualizaremos basándonos en su posterior monografía “Els denaris ibèrics d´Ikalkusken”. Tras el tipo, indicamos entre paréntesis el cuño de anverso y el de reverso.

Clase I: 1 ejemplar.

  • nº 5: del tipo 9 (3-4). 3,83 g y eje a las 12 h.

Clase II: 9 ejemplares.

  • nº 6-7-8: del tipo 19 (7-11). Pesos 3,98 – 4 – 3,87 g y ejes a las 3 – 2 – 3 h
  • nº 9-10: del tipo 23 (10-14). Pesos 3,50 – 3,90 g y ejes a las 6 h ambos.
  • nº 11: del tipo 24 (11-14). Pesa 3,87 g y tiene el eje a las 6 h.
  • nº 12: del tipo 29 (11-19). Pesa 3,81 g y tiene el eje a las 10 h.
  • nº 13-14: del tipo 31 (13-20). Pesan 3,90 y 3,83 y tienen el eje a las 12 h ambos.

Clase IV: 9 ejemplares

  • nº 17-24: del tipo 56 (26-35). Ambos pesan 3,79 g y tienen el eje a las 11 y 12 h.
  • nº 15-16: del tipo 59 (28-31). Pesan 4,12 y 3,62 g y tienen sus ejes a las 12 y 3 h.
  • nº 18: del tipo 63 (29-32). Pesa 3,89 g y eje a las 9 h.
  • nº 19-20-21-22-23: del tipo 68 (29-42). Pesos: 3,88 – 3,62 – 3,30 – 3,81 – 2,70 g y ejes a las 12 h todos ellos.

No hay ningún ejemplar de las clases III ni V.

Vemos que hay 8 cuños distintos de anverso y 9 de reverso (no 9 y 10 como indica por error Villaronga), con distintos enlaces entre ellos así como tipos repetidos.

Denario de Ikalkunsken. Ejemplar nº 17 del tesorillo. Ex Áureo subastas. Col. Cardamas.

 

Arekoratas: 5 ejemplares

  • nº 71: Serie IV.1A: 1 ejemplar. Leyenda larga (AREKoRATaS) y partida en dos filas, sin línea de separación entre ambas. ACIP 1760. Pesa 3,75 g y tiene el eje a las 12 h.
  • nº 69 y 70: Serie IV.1B: 2 ejemplares. Leyenda larga y partida en dos filas, con línea de separación entra ambas. ACIP 1756. (Villaronga señala que el nº 70 tiene una “marca circular delante de la cara”). Pesan 4,10 y 4,20 g y tienen el eje a las 11 y 12 h.
  • nº 72: Serie VI: 1 ejemplar. Leyenda corta (AREKoRATa) en una sola fila. Busto con 1 torques y jinete con un pie visible. ACIP 1773. Pesa 3,53 g y tiene el eje a las 12 h.
  • nº 73: Serie VI: 1 ejemplar. Leyenda corta en una sola fila. Busto con 1 torques y jinete con los dos pies visibles. ACIP 1774. Pesa 3,94 g y tiene el eje a las 2 h.

Además de la referencia al ACIP aportamos la clasificación según “series” que dio Paloma Otero en la única aproximación que conocemos al estudio por grupos de los ejemplares de esta ceca (Otero, 2002).

 

Konterbia Karbika: 4 ejemplares, uno de cada tipo (Abascal y Ripollès, 2000). Todos son ACIP 1827.

  • nº 75: Tipo 1 (1-1): pesa 4,08 g y tiene el eje de cuños a las 12 h.
  • nº 74: Tipo 4 (3-2): pesa 3,96 g y tiene el eje de cuños a las 12 h.
  • nº 76: Tipo 12 (8-8): pesa 3,30 g y eje a las 2 h.
  • nº 77: Tipo 22 (16-15): pesa 4,02 y eje a las 12 h.

Vemos que no comparten ningún cuño de anverso ni de reverso.

 

Denario de Konterbia Karbika. Ejemplar nº 75 del tesorillo. Ex Vico subastas.

 

Arsaos: 2 ejemplares

  • nº 67 y 68: Pesan 4,16 y 3, 95 g y tienen el eje de cuños a las 11 y 12 h, respectivamente. Ambos pertenecen al grupo de los que presentan abundantes rizos con alguno en forma de S, que corresponden al ACIP 1656.

 

Turiasu: 2 ejemplares

  • nº 65: Grupo IVb: tipo 51 (anverso 39 – reverso 43). Pesa 3,63 g y el eje a las 12 h.
  • nº 64: Grupo V: tipo 69 (anverso 51 – reverso 58). Pesa 3,80 g y el eje a las 7 h.

En palabras de Gozalbes, “es uno de los conjuntos más importantes para la datación de los denarios de Turiazu , ya que demuestra cómo la serie Ka-S-Tu ya circulaba en el momento de su pérdida” (Gozalbes, 2009: 66).

 

Baskunes: 1 ejemplar

  • nº 66: Pesa 4,32 g y tiene el eje a las 7 h. ACIP 1632. De busto pequeño, con rizos pequeños también, y de estilo bueno aunque de cierta transición en el busto del anverso.

 

Respecto a la cronología, la última moneda romana es el RRC 289/1 datado en el 115-114 a.C. Aunque reconoce que la presencia de sólo cuatro denarios romanos es una muestra escasa, Villaronga se apoya además en la ausencia de ejemplares de la clase V de Ikalkusken y del grupo IV de Bolskan para fecharlo como anterior al conflicto sertoriano. Basándose en la composición de los denarios de Ikalkusken, similar a los tesorillos de Idanha-a-Velha, Salvacañete, Córdoba y Granada, lo sitúa como ocultado entre los años 100-94 a.C.

Si revisamos estos tesoros, comprobamos que en Idanha-a-Velha el último denario romano es del 100 a.C. (RRC 330/1a), en Salvacañete también del 100 a.C (RRC 328/1), en Córdoba es del 109-108 a.C. (RRC 305/1) y en el de Granada no había ninguno.

 

Hipogeos de Carissa Aurelia (foto A. Durán)

 

Este tesorillo viene citado en los siguientes repertorios:

  • TMPI: Villaronga le asigna el nº 52, entre los tesorillos ocultados desde finales del siglo II a.C. hasta el 98-94 a.C. con monedas ibéricas y romanas.
  • RRCHAD: nº 20.
  • Chaves: nº 4. Lo registra con el nombre corregido a Carissa. Dice que fue descubierto en 1920, pero en realidad lo único que se sabe es que fue en la década de los años veinte de ese siglo. Señala con acierto que “su composición, caracterizada por una elevadísima mayoría de monedas ibéricas, difiere de la habitual en los tesoros béticos, aproximándose tan sólo al hallazgo de Granada, donde sólo se encuentran denarios ibéricos” (Chaves, 1996).
  • CHRR Online: no viene registrado.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Abascal y Ripollès, 2000: Juan Manuel Abascal y Pere Pau Ripollès, “Las monedas de Konterbia Karbika”, en “Scripta in honorem Enrique A. Llobregat Conesa”, pp. 13-75, Alicante. 2000.

ACIP: Jaume Benages y Leandre Villaronga, “Ancient Coinage of the Iberian Peninsula”, SCEN. Barcelona. 2011.

Chaves, 1996: Francisca Chaves Tristán, “Los Tesoros en el Sur de Hispania”. Sevilla. 1996.

CHRR Online: Coin Hoards of the Roman Republican Online

CRRO: Coinage of the Roman Republic Online

Gozalbes, 2009: Manuel Gozalbes, “La ceca de Turiazu. Monedas celtibéricas en la Hispania republicana“, p. 65-66. Serv. de Investigación prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia. Serie Trabajos Varios 110. Diputación de Valencia. 2009.

Otero, 2002: Paloma Otero, “Arekorata: la moneda como base para el conocimiento de una ciudad”, en “Funció i producció de les seques indígenes”, VI Curs d´Història monetaria d´Hispania, pp. 147-169. MNAC. Barcelona. 2002.

RRCHAD: Cruces Blázquez. “Tesorillos de moneda republicana en la península ibérica, Addenda a Roman Republican Coin Hoards”, Acta Numismática 17-18, 1987-88, pp. 105-142.

TMPI: Leandre Villaronga. “Tresors monetaris de la Península ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. 1993.

Villaronga, 1985: Leandre Villaronga, “El tesorillo de Carisia” en Actas do III Congresso Nacional de Numismatica de Sintra, pp. 569-583. Lisboa. 1985.

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tesorillo de El Burgo de Osma

En 1853, en el transcurso de las obras de construcción de una carretera en el término de El Burgo de Osma, se descubrió un tesorillo de unos 500 denarios que fue repartido entre varias personas. El deán de la Catedral recuperó unas 70 monedas y comunicó el hallazgo a la RAH, a la que envió un lote de 20 entre las que se encontraba un ejemplar de un denario ibérico de la ceca de Bolskan. Según pudo averiguar, aunque la gran mayoría de las quinientas piezas eran de moneda romana también había varios denarios ibéricos y todos eran de esta ceca de Bolskan.

Sabemos que otros ejemplares también pasaron a la colección del obispo de El Burgo de Osma, Vicente Horcos y San Martín, académico de la RAH, y es probable que el presbítero Julián Núñez también se hiciese con alguno, pues su nombre completa la terna de coleccionistas de moneda celtibérica citados por Delgado en su inventario conservado en la Universidad de Sevilla.

Catedral de El Burgo de Osma (foto J.J. Martín)

 

Conozcamos un poco más al detalle la historia de este hallazgo:

El 8 de diciembre de 1853 D. Eusebio Campuzano y Marentes, deán de la Catedral de El Burgo de Osma, como miembro correspondiente de la Real Academia de la Historia, remite a Pedro Sabán, secretario de la misma, la siguiente carta (GN 1853/4(3)): “En estos momentos se han descubierto en la escabación de la carretera nueba y en termino de la antigua Osma una porción de monedas curiosísimas de plata todas ó las mas consulares y por consiguiente anteriores a la Era Cristiana. He procurado recoger las que he podido de las manos de los obreros, y creo que será agradable a la Academia su adquisición; pero como mi encargo se reduce a las Celtibericas y Coloniales no me resuelvo a disponer su remisión.

La RAH le comunica nueve días después que acepta su ofrecimiento, y en febrero de 1854 la Academia recibe 20 denarios, de los que 19 son romanos y uno ibérico de BoLSKaN.

Para el 2 de marzo de 1854 Antonio Delgado tiene catalogados los 20 denarios referidos en el documento GN 1854 1/(7) . En base a ello, Chaves actualiza su clasificación con los criterios actuales, como veremos más adelante.

Isabel Rodríguez Casanova ha escrito un excelente artículo sobre los distintos hallazgos de moneda antigua en Osma, titulado “Nuevos datos sobre la circulación monetaria antigua en Uxama (Burgo de Osma, Soria)” (Rodríguez Casanova, 2008) y en él indica que en un documento conservado en la Comisión de Antigüedades de Soria, con fecha 28 de enero de 1854, Campuzano detalla algo más sobre este tesorillo: “… aprovecharé la ocasión para dar alguna noticia sobre las monedas encontradas en las escabaciones de la nueva carretera, que se está construyendo en este pais, y cuya adquisición se me había cometido por oficio de V.I. fechado en 17 de diciembre ultimo. Los trabajadores de dicha carretera al remover una piedra de unos cimientos que la atrabesaban descubrieron un montón de ellas que segun mis noticias compondrían una ¿? de quinientas, de las cuales vinieron a mi poder hasta setenta o pocas mas, distribuyendose las demas entre otros aficionados o especuladores que en seguida las remitieron a esta Corte, sucediendo todo esto antes que tuviera yo las instrucciones de V.I. (…) pero sin embargo aun se me proporcionara ocasion de remitir un cierto numero de ellas que dén una idea de su merito, sobre el cual podre indicar que del examen de las mías y de otro razonable numero que conserva este nuestro sabio Prelado, resulta que cuasi todas de la clase de denarios de plata pertenecen a la ultima centuria antes de JesuCristo, siendo su mayor numero de los primeros años de Augusto, y sobre estas la mayor parte de la epoca de su triunvirato con Antonio y Lepido.”

Esta autora también deja constancia de que un año después, entre la correspondencia que aun mantenía Campuzano (deán de El Burgo de Osma) con Delgado, aquél le escribe sobre la información que le ha proporcionado el obispo de su diócesis, Vicente Horcos, de que “entre las monedas celtibericas que se hallan en estas cercanias de la antigua Uxama se notan con mayor abundancia las que con los signos Zalman aplica el sr. Erro a Salmantica (…)  en cuanto a las de plata tiene advertido que todas las celtibéricas que se hallaron en el escondite que se descubrio en el termino del mismo Uxama el año pasado tenian iguales signos“, refiriéndose sin duda al tesorillo que nos ocupa. Es decir, aunque sólo hay constancia de un denario de Bolskan (“Zalman” leían entonces), había unos cuantos denarios ibéricos más, y todos eran de esta ceca.

 

Yacimiento de Uxama

 

Respecto a su composición, gracias a la relación que hizo Delgado en 1854, Chaves pudo realizar una clasificación de los 20 denarios conocidos (Chaves, 2005) :

– 14 denarios republicanos:

  • RRC 203/1
  • RRC 206/1
  • RRC 239/1
  • RRC 289/1
  • RRC 300/1
  • RRC 353/1
  • RRC 454/1  ó  454/2
  • RRC 463/1
  • RRC 468/1  ó  468/2
  • RRC 494/38
  • RRC 544/14
  • RRC 544/15
  • RRC 544/18
  • RRC 544/30

– 5 denarios de Octavio Augusto:

  • A/ IMP. CAESAR y cuádriga sobre triunfo.  R/Victoria sobre nave. RIC I 264. Acuñada en el 29-27 a.C.
  • R/ DIVUS IVLIVS y cometa. RIC I 37 ó 38 (ó 102, añadimos nosotros). Del 19-18 a.C.
  • R/ OB. CIVIS SERVATOS y corona. RIC I 40 ó 75 (o 77 añadimos nosotros). Del 19-18 a.C.
  • R/ IMP XI. Capricornio. RIC I 175 (errata, es 174). Del 12 a.C.
  • C. CAES.AVGVST. Cayo César a caballo. RIC I 199. Acuñada hacia el 8 a.C.

– 1 denario ibérico de la ceca de Bolskan.

 

De estos 20 denarios la moneda más antigua es el RRC 203/1 del 153 a.C. y las más recientes son los 5 ejemplares del principado de Augusto, siendo la última la RIC I 199, acuñada hacia el 8 a.C. De este modo podemos fechar en ese momento la ocultación del tesorillo.

Rodríguez Casanova señala que seguramente “la muestra enviada a la Academia no era ilustrativa, porcentualmente hablando, de la composición real del hallazgo” y “no podemos olvidar que en la época predominaba la mentalidad coleccionista que hacía despreciar los tipos que estuvieran repetidos en las colecciones, por lo que es muy probable que se desestimase por comunes las monedas de Bolskan y se hiciera una selección de cada uno de los tipos sin respetar su porcentaje de presencia en el total del hallazgo”.

A pesar de conocer sus tipos, no podemos identificar con certeza cuáles de las piezas que se conservan en el Gabinete de la RAH pertenecen a este tesorillo, salvo la RRC 494/38 pues se trata del único ejemplar así allí depositado.

Asimismo, es interesante señalar que la presencia de denarios de Bolskan en un tesorillo de finales del siglo I a.C. se explica por una circulación residual de los mismos, y no se trata de un caso excepcional.

 

RAH 1051     RRC 494/38 del tesorillo de Uxama

 

TMPI: Aunque Villaronga asigna el nº 103 de su repertorio a un tesorillo con este nombre, se trata de una errata y sin duda no ha de referirse a este. En primer lugar, lo denomina “El Burgo de Osma” (Zaragoza)”, y esta localidad se encuentra en la provincia de Soria. En segundo lugar, lo encuadra entre los tesorillos ocultados con motivo del conflicto sertoriano conteniendo únicamente denarios ibéricos, e indica que contenía un “número indeterminado de denarios ibéricos de Bolskan”. Todo apunta a que se quiere referir al tesorillo de El Burgo de Ebro (Zaragoza). Así pues, nuestro tesorillo no aparece citado en esta obra.

CHRR Online: Tampoco lo encontramos en esta base de datos tesoros con moneda romana republicana.

Respecto al yacimiento celtibérico de Uxama Argaela simplemente añadir que se asienta en el cerro del Castro, junto a la actual población de Osma. Sus habitantes, arevacos, participaron en la guerras celtibéricas y años más tarde en el bando sertoriano de la guerra civil del 80-72 a.C. Fue mansio de la vía Caesaraugusta-Asturica.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

Chaves, 2005: Francisca Chaves Tristán, “Monedas Romanas. I. República. Real Academia de la Historia. Catálogo del Gabinete de Antigüedades”. RAH. Madrid. 2005.

CHRR Onlinehttp://numismatics.org/chrr/

RIC: Roman Imperial Coins

Rodríguez Casanova, 2008: Isabel Rodríguez Casanova, “Nuevos datos sobre la circulación monetaria antigua en Uxama (Burgo de Osma, Soria)”, BSAA arqueología LXXIV, pp. 225-262. Universidad de Valladolid. 2008.

RRC: Se puede consultar en Coinage of the Roman Republic Online.

TMPI: Leandre Villaronga. “Tresors monetaris de la Península ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. 1993.

 

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tesorillo de Nájera

Paisaje de Nájera, Ignacio Zuloaga, 1916. Óleo sobre lienzo (Galería Montenegro).

En 1993 se produjo el hallazgo de un conjunto de al menos 219 denarios ibéricos contenidos en un recipiente cerámico (que no se ha conservado) en el transcurso de unas labores de plantación de árboles a unos dos km de Nájera (La Rioja).

Al llegar al mercado numismático, el arqueólogo e investigador José Antonio Ocharan tuvo conocimiento del mismo y pudo verlo antes de su dispersión, aunque sin el tiempo necesario para realizar un estudio de pesos y cuños. Con los datos que consiguió recabar publicó “El tesorillo de Nájera y los denarios de Sekobirikes” (Ocharan, 1995).

En este artículo nos informa de que los 219 denarios ibéricos que pudo estudiar someramente constituían un conjunto cerrado y posiblemente representaban la totalidad del tesorillo, y en general mostraban “suciedad y concreciones con aspecto de óxido de hierro”. Tras analizar su composición, pasa a exponer una clasificación de los denarios de Sekobirikes en la que toma en consideración, además del número de pies visibles en el jinete y de si éste porta o no clámide, lo que denomina “puntos de control” presentes ya sea tras la nuca, bajo la cola o en el centro del cospel. No tiene en cuenta, de modo intencionado, el número de rizos del busto del anverso, factor que nosotros consideramos clave para una clasificación por grupos coherente. Únicamente publica las fotografías de 21 ejemplares

 

Denario de Sekobirikes con tres puntos tras la nuca (no perteneciente al tesorillo). Col. Numisma

 

Por cecas, el tesorillo se distribuye del siguiente modo:

  • 139 Sekobirikes
  • 63 Turiazu
  • 9 Baskunes
  • 6 Arsaos
  • 1 Arekorata
  • 1 Bolskan

Aunque, como hemos dicho, Ocharan solamente publicó las fotografías de 21 denarios (14 sekobirikes, 6 turiazu y 1 baskunes), en base a la catalogación que aporta y actualizándola con los criterios bibliográficos actuales, podemos clasificar los ejemplares del siguiente modo:

Sekobirikes (139 ejemplares):

  • 73 (uno de ellos forrado) del tipo de jinete del reverso sin clámide y 1 pie visible. Podrían ser de los tipos ACIP 1869-70-71-72.
  • 32 del tipo de jinete sin clámide y ambos pies visibles. ACIP 1873.
  • 32 del tipo de jinete con clámide. ACIP 1875.
  • 1 del tipo con el signo en M entre los rizos del peinado. ACIP 1874.
  • 1 del tipo con el signo creciente entre los rizos del peinado. ACIP no.

Hemos podido ver las fotografías de 14 ejemplares, entre los que hay representados variados grupos y tipos de esta ceca. Para ello seguimos nuestra clasificación en función del nº de rizos (r) y torques (t) del busto del anverso, y si el jinete del reverso porta o no clámide (c=clámide y s=sin clámide) y nº de pies visibles (1 ó 2). Con estos 4 elementos creo que somos capaces de elaborar una clasificación coherente, en la que los grupos se configuran en función del número de rizos, y con las otras tres características se organizan los tipos. Tendrán cabida otros subtipos según la presencia de puntos tras la nuca, atributos del caballo, punto bajo la cola, etc … Los grupos que observamos en esas monedas fotografiadas son:

  • 5 RIZOS: 5r-1t / s-1 en sus variantes sin y con punto tras la nuca, y 5r-2t / c-2
  • 6 RIZOS: 6r-1t / s-1  ;  6r-2t / s-2  ;  6r-2t / c-2
  • 6 RIZOS y 2 medios rizos: 6 y dos ½-1t / s-1   y   6 y dos ½-2t / s-1
  • 7 RIZOS y medio: 7 ½-2t / s-1
  • 8 RIZOS: 8r-1t / s-1 con tres puntos tras la nuca
  • 9 RIZOS: 9r-1t / s-1 (forrado, según Ocharan).

Pero además hay que destacar la presencia de dos tipos peculiares, que ya fueron descritos por Paloma Otero en el I Encuentro Peninsular de Numismática Antigua de Madrid en 1994, en los que identifica una firma de grabador escondida entre los rizos del peinado del busto del anverso (Otero, 1995: 347-350):

Denario de Sekobirikes con signo creciente en el peinado (no perteneciente al tesorillo)

  • 1 denario de busto con 9 rizos y 2 torques, y jinete sin clámide y con 2 pies visibles (9r-2t / s-2) con un signo de creciente entre los rizos del peinado y la cola del caballo semejando un delfín. ACIP no.
  • 1 denario de busto con 8 rizos y 1 torques, y jinete sin clámide y con 2 pies visibles (8r-1t / s-2) con el signo ibérico que representa el sonido M entre los rizos del peinado. Dado que lo normal es que estos tengan 9 rizos y que la foto no era de buena calidad, no se puede descartar que pudiera haber un noveno rizo muy pequeño inapreciable, aunque Ocharan la describe también como de ocho. ACIP 1874.

Denario de Sekobirikes con signo M en el peinado (no perteneciente al tesorillo)

 

Turiazu (63 ejemplares):

Muestra la fotografía de 6 de ellos, que siguiendo a Gozalbes en su monografía “La ceca de Turiazu” (Gozalbes, 2009: 72), los podemos clasificar así:

  • 1 del grupo IVb , tipo 48.
  • 5 del grupo V: tipos 134, 207, 219, 299, y 325.

Denario de Turiazu del grupo IVb (no perteneciente al tesorillo)

 

Baskunes (9 ejemplares): del tipo ACIP 1630. La foto del único ejemplar fotografiado era de los del tipo de peor arte.

Denario de Baskunes (no perteneciente al tesorillo). ACIP 1630

 

Arsaos (6 ejemplares):

  • 4 ejemplares del grupo de escasos rizos, ACIP 1659?.
  • 2 ejemplares del grupo de abundantes rizos, ACIP 1655 ó 1656.

 

Arekorata (1 ejemplar): de leyenda corta, en una sola línea, y cuyo jinete del reverso muestra ambos pies, es decir ACIP 1774.

 

Bolskan (1 ejemplar): del grupo Jenkins II-III, es decir ACIP 1417.

 

De estas tres cecas no aporta la fotografía de ningún ejemplar, por lo que optaremos por no mostrar ninguna al no conocer el tipo similar.

 

Cerro Molino (o Cerro El Risco). (Foto ACH).

 

Algunas fuentes apuntan a que el lugar en donde apareció este tesorillo de denarios ibéricos sería Hormilleja, lo que concuerda con la localización aportada por Ocharan de “a unos dos km de Nájera”. Precisamente en el Cerro Molino (comúnmente llamado Cerro el Risco por los lugareños) hubo un poblado celtibérico, concretamente berón, donde se han encontrado cerámica, molinos de mano y muros de sillería.

Por supuesto, este tesorillo no figura en el repertorio del TMPI de Villaronga pues fue descubierto un par de años después de editarse esta publicación.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Gozalbes, 2009: Manuel Gozalbes, “La ceca de Turiazu. Monedas celtibéricas en la Hispania republicana“, p. 65-66. Serv. de Investigación prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia. Serie Trabajos Varios 110. Diputación de Valencia. 2009.

Ocharan, 1995: José Antonio Ocharan Larrondo, “El tesorillo de Nájera y los denarios de Sekobirikes”, en La Moneda Hispánica, Ciudad y Territorio, Actas del I EPNA, Anejos de AEspA XIV, pp. 215-218. Madrid. 1995.

Otero, 1995: Paloma Otero, “Una firma de grabador en denarios de Sekobirikes”, en La Moneda Hispánica, Ciudad y Territorio, Actas del I EPNA, Anejos de AEspA XIV, p. 347-350. Madrid. 1995.

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Tesorillo de La Barroca

Riscos de Sant Roc d´Amer (La Barroca)

Se trata de un conjunto de al menos 118 monedas de plata halladas casualmente por un labrador en la zona del valle de Amer en 1953. En concreto se pudo constatar la presencia de 42 dracmas emporitanas, 74 denarios romanos republicanos y 2 denarios ibéricos, que vendió en varios lotes a un joyero de Girona. Sin embargo parece que la cantidad de monedas podría ser mucho mayor, pues el numismático barcelonés José Vila Sivill le comunicó a Miguel Oliva (a la sazón Conservador del Museo Arqueológico de Gerona) tener constancia de que parte del mismo había ido a parar a distintos coleccionistas de Barcelona antes de llegar a manos del joyero.

Miquel Oliva Prat (1922-1974)

La primera noticia del hallazgo fue dada precisamente por Miguel Oliva Prat en la memoria anual de las Actividades de la Comisaría Provincial de excavaciones arqueológicas de Gerona en 1953 (Oliva, 1953). Aquí relata cómo fueron requisadas por dicha Comisaría, de acuerdo con la legislación para la defensa del Patrimonio arqueológico, y con la colaboración del Gobierno Civil, un lote de monedas antiguas de plata ilegalmente adquirido por un comerciante de Gerona, que pasaron a ser depositadas en el entonces Museo Arqueológico Provincial de Gerona (hoy Museu d´Arqueologia de Catalunya, Girona). Debido a su buena disposición “se procuró indemnizar a su poseedor”, pues al parecer era desconocedor de causa, y colaboró y lo “cedió convencido de que no podía permanecer en propiedad particular y menos ser desmembrado”. En este operativo participaron, junto a las autoridades, los investigadores Miguel Oliva (conservador del Museo), Martín Almagro Basch (catedrático de la Universidad de Madrid) y Luis Pericot García (delegado de Excavaciones de la zona). En esta reseña se ofrece también una clasificación de los ejemplares, que fueron inventariados en el citado museo con los nº 12156-12197 (dracmas emporitanas), nº 12198-12199 (denarios ibéricos) y nº 12200-12273 (denarios romanos).

La totalidad del conjunto requisado fue expuesto en Barcelona con motivo de la I Exposición Iberoamericana de Numismática y Medallística, en 1958.

Martín Almagro Basch (1911-1984)

De nuevo Miguel Oliva Prat, junto con Martín Almagro Basch, publicaron en 1960, “El tesorillo monetal de La Barroca. San Clemente de Amer (Gerona)” (Oliva y Almagro, 1960). De este trabajo he podido extraer gran parte de la información para elaborar esta entrada.

Estos autores recorrieron la zona, indagaron e intentaron en vano averiguar el lugar exacto del hallazgo. Las referencias más fiables lo situaban hacia la zona próxima a la ermita de Sant Roc, en los montes de La Barroca, cercana a San Martín de Liémana (hoy Sant Martí de Llémena) pero ya en el término municipal de Amer. Nada pudieron esclarecer al respecto, ni tampoco en cuanto a las condiciones en que apareció ni a su contexto. Seguramente su descubridor intentó confundir con datos falsos para evitar que le reclamasen parte del tesoro al haberlo hallado en terrenos ajenos, y su fallecimiento hizo ya imposible la misión. Incluso interrogaron a familiares suyos en Amer, y a las autoridades locales, pero no sacaron nada en limpio, salvo las referencias a la existencia de un posible poblado ibérico en Puig de Li (hoy Puig d´Alia, en Sant Climent d´Amer) y, sobre la presa del río Ter, el poblado iberorromano de Can Carreras.

 

COMPOSICIÓN

Dracmas Emporitanas: 42 ejemplares

Dracma emporitana (no perteneciente al tesorillo)

  • Guadán VIII-III-I: 1 ejemplar
  • Guadán VIII-III-II: 5 ejemplares
  • Guadán VIII-IV-I: 1 ejemplar
  • Guadán VIII-IV-II: 5 ejemplares
  • Guadán VIII-IV-III: 12 ejemplares
  • Guadán VIII-V-I: 17 ejemplares
  • Guadán XII-III-II: 1 ejemplar

Denarios Romanos Republicanos: 74 ejemplares

Los denarios más recientes son sendos ejemplares de Cn. Cornelius Blasio del tipo RRC 296/1e y RRC 296/1h, acuñados en el 112-111 a.C. en Roma.

RRC 296/1e (col. Rosae) (no perteneciente al tesorillo)

Denarios Ibéricos: 2 ejemplares

  • Denario de KeSE: ACIP 1122, de peso 4,01 g. En concreto se trata del tipo 62 (anverso 26 / reverso 24) (Villaronga, 1983).
  • 1 Denario de TuRIAZU: ACIP 1722. Pertenece al grupo V de Gozalbes, en concreto del tipo 294. Pesa 2,56 g

Denarios de Kese y Turiazu del tesorillo de La Barroca

 

Almagro y Oliva fechan la ocultación del tesorillo en el 105 a.C. en función de la datación que da Sydenham a los dos ejemplares romanos más recientes, los de Cornelio Blasio, pero hoy en día se les estima una fecha de acuñación hacia el 112-111 a.C. (Crawford, 1974), por lo que en lo sucesivo se debería utilizar esta cronología actualizada.

El ejemplar de Turiazu presente en este conjunto plantea una serie de cuestiones, perfectamente expuestas por Gozalbes en su monografía sobre esta ceca (Gozalbes, 2009):

“Teniendo en cuenta que el tesoro cierra hacia el año 111 a.C. , la pieza de Turiazu (294f) parece corresponder a un período demasiado avanzado de la producción en función de lo que se conoce para otros tesoros. De ser válida la referencia indicaría que aproximadamente hacia el 110 a.C. la mitad del grupo V ya se encontraba circulando. También es cierto que la pieza de Turiazu podría ser, dentro del grupo V, algo más antigua de lo que ha resultado a partir de la ordenación de cuños. Es razonable admitir un cierto margen de error en la seriación relativa de la pieza que, en cualquier caso, reforzaría la idea de la antigüedad de la serie Ka-S-Tu. Por ello parece prudente la opción de mantener en reserva la información proporcionada por este conjunto. Tampoco se puede descartar que al tratarse de un tesoro localizado en los circuitos comerciales hubiese sufrido algún tipo de alteración en relación a su composición.”

Ermita de Sant Roc en lo alto del farallón rocoso

 

Este tesorillo viene catalogado en los repertorios de:

  • Coin Hoards of the Roman Republic Online (CHRR Online): con el número 178, como La Barroca (Spain; LAB)
  • Inventory of Greek Coin Hoards (IGCH): con el IGCH 2348.
  • TMPI: Villaronga le asigna el número 46 de su repertorio y lo sitúa en el grupo de tesorillos ocultados con motivo del paso de los Cimbrios en el 104 a.C. , con moneda romana, emporitana e ibérica (pero ya decimos que hay que trasladar esa fecha al 112-111 a.C.).
  • La circulación monetaria en la Tarraconense mediterránea (Ripollès, 1982: 27-29).

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

CHRR Online: http://numismatics.org/chrr/

Crawford, 1974: Michael H. Craword, “Roman Republic Coinage”, 2 vol. Cambridge. 1974.

Gozalbes, 2009: Manuel Gozalbes, “La ceca de Turiazu. Monedas celtibéricas en la Hispania republicana“, p. 65-66. Serv. de Investigación prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia. Serie Trabajos Varios 110. Diputación de Valencia. 2009.

IGCH: Inventory of Greek Coin Hoards

Oliva, 1953: Miguel Oliva Prat, Actividades de la Comisaría Provincial de excavaciones arqueológicas de Gerona en 1953, p. 324. 1953.

Oliva y Almagro, 1960: Miguel Oliva Prat y Martín Almagro Basch, “El tesorillo monetal de La Barroca. San Clemente de Amer (Gerona)”, en Numario Hispánico tomo IX, nº 18, pp 145-169.

Ripollès, 1982: Pere Pau Ripollès, “La circulación monetaria en la Tarraconense mediterránea”, pp. 27-29. Serv. de Investigación prehistórica del Museo de Prehistoria de Valencia. Serie Trabajos Varios 77, Diputación de Valencia. 1982.

TMPI: Leandre Villaronga. “Tresors monetaris de la Península ibèrica anteriors a August: repertori i anàlisi”. ANE y SCEN. 1993.

Villaronga, 1983: Leandre Villaronga: “Les monedes ibèriques de Tàrraco”, Tarragona. 1983.

 

 

Publicado en Tesorillos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario